sábado, 30 de abril de 2011

Pizza de olivada y calabacín (concurso Las recetas de Alicia)

Las recetas de Alicia ha cumplido un año y Alicia ha decidido celebrarlo con un concurso para sus seguidores, cuyas bases podéis ver aquí. Yo no pensaba participar porque no suelo hacer pizzas, pero tenía unas masas en el conge y vi una receta en una revista y decidí modificarla ligeramente (en vez de una pasta de olivas verdes, le puse olivada, una pasta de olivas, aceite y sal). Al Barbas le gustó mucho, lo que era el objetivo principal, y me dijo que se le podían añadir anchoas, que no quedaría mal. Yo os pongo la receta tal como la hice...

Inés Ortega, la hija de Simone Ortega, hace una parecida con pesto, calabacín y queso. El calabacín es muy versátil, pero empiezo a preguntarme si no existen pizzas de calabacín donde la base sea una cotidiana salsa de tomate.
Ingredientes:
  • 1 masa de pizza ultracongelada
  • salsa olivada de frasco
  • calabacín en rodajas gruesas
  • alcaparras
  • queso en hilos (ahora no recuerdo si usé mozzarella o emmental, pero echad el que os guste)
  • aceite de oliva
  • albahaca
Precalentamos el horno a 180º.
Cubrimos la masa con la olivada dejando medio centímetro libre a los bordes.
Ponemos los medallones de calabacín sobre la olivada.
Distribuimos las alcaparras sobre la pizza.
Echamos el queso de manera que cubra el resto de ingredientes.
Aliñamos con el aceite y espolvoreamos con la albahaca.
Ponemos la pizza en la parte media del horno durante 15 minutos y la subimos a la parte de arriba 5 minutos más para que salga todo doradito.
La sacamos y servimos.

jueves, 28 de abril de 2011

Flamenquines

Llevo una temporada que veo flamenquines por todas partes, y si hay algo malo en ver blogs ajenos es que se te antoja todo. Aunque he seguido las indicaciones de Alma máter (cuyo blog Porque me gusta lo fácil es la bomba: recetas sencillísimas, pero con las que deslumbrar a propios y extraños), he hecho mis propias variaciones. Le dedico la entrada a mi madre, que podrá hacer este plato a Jaime, el niño que cuida, sin que proteste por la verdura.

La foto no me ha salido muy católica: intenté hacer el corte, pero no se veía lo que llevaba y no sé si era peor enseñar lo de dentro o como quedó por fuera. Ains, los misterios de la fotografía culinaria...
Ingredientes (para 4 flamenquines):
  • 4 rebanadas de pan de molde integral
  • 1 calabacín pequeño (sobrará)
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 4 lonchas de queso manchego tierno
  • huevo
  • pàn rallado con ajo y perejil
  • aceite para freír
Lavamos el calabacín, cortamos las puntas y lo pelamos con un pelador.
Con un rodillo, dejamos finísimas las rebanadas de pan.
Encima colocamos unas rebanadas de calabacín sacadas con el pelador.
Ponemos encima las lonchas de jamón serrano y, sobre ésta, la de queso tierno.
Enrollamos, con cuidado de que no se nos desbarate, y lo pasamos por el huevo batido y el pan rallado.
Para asegurar los extremos, los pasamos, una vez rebozados, de nuevo por el huevo y el pan rallado.
Freímos hasta que se doren y escurrimos bien sobre papel absorbente.
Servimos.

martes, 26 de abril de 2011

Menú completo Ferràn Adrià: Risotto ibérico, Fondue de langostinos y Lingotazos de chocolate

Para mucha gente en Cataluña el día de sant Jordi es el de los enamorados, mucho más que San Valentín, que todo el mundo se muere por celebrarlo aunque luego le echemos la culpa al Corte Inglés. Nosotros, en lo tocante a celebrar con un ágape, no reparamos en si es San Valentín, Sant Jordi o Santa María Goretti. De hecho, lo hicimos el día 24, porque el 23 hice la receta cervantina...

Las recetas las saqué de un coleccionable de El País de cocineros con estrella. Al principio pensé zas, el Adriá, bastante si sé cómo guardar los libros, pero no son las recetas más chungas de la colección (Aduriz o Berasategui me imponen mucho más), son muy practicables, y buenas están un rato, como puede demostrar este menú.

El risotto ibérico lo llevo haciendo rato, de hecho, aunque con algunas modificaciones, y es uno de mis risottos favoritos, aunque lo guardo para ocasiones especiales, porque le suelo poner jamón o paletilla mínimo de recebo y no es el risotto más barato de mi colección. La fondue de langostinos ha sido un hallazgo. De hecho, le dije al Barbas: no sabía que se podía hacer una fondue de langostinos, y me contestó: yo tampoco. Por eso no somos Ferràn Adriá.... Y el lingotazo de chocolate es un bombón líquido con licor que está buenísimo, aunque, como es alcohol con dulce, sube con más facilidad.

Adrià cambió la mantequilla por el tocino ibérico para esta receta. Sabe tanto a jamoncito... que siempre me arrepiento de no hacer más.
Ingredientes para el risotto ibérico (para 2 personas):
  • 200 gr de arroz arborio
  • 1/2 l de caldo de jamón aneto
  • tocino ibérico (yo le pido al charcutero que me guarde según me corta el jamón)
  • 6 lonchas de jamón ibérico (en este caso, paletilla de recebo DO Salamanca)
  • queso parmesano en polvo
  • aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 chorrito de vino blanco (yo suelo echar jerez, que queda muy propio, pero esta vez no tenía)
Picamos el ajo y la cebolla y los rehogamos en el aceite hasta que queden transparentes.
Añadimos el tocino picadito y, cuando cambie de color, agregamos el arroz.
Damos unas vueltas y agregamos el vino blanco.
Cuando se evapore, agregamos parte del caldo caliente y removemos para que suelte el almidón, hasta que se absorba todo.
Repetimos la operación hasta que se acabe todo el caldo y el arroz esté al dente (tarda unos 18 minutos en total).
Cuando esté a punto de consumirse el caldo, agregamos el queso en polvo y mezclamos bien.
Servimos decorando con el jamón.

El recipiente de la fondue con dos langostinos dentro y los recipientes en los que untar el langostino sacado del aceite.
Ingredientes para la fondue de langostinos (para 2 personas):
  • 22 langostinos
  • aceite de oliva
  • 1 guindilla
  • 1 diente de ajo
  • 1 bouquet garni
  • ralladura de limón
  • pistachos
  • mahonesa
  • albahaca
Infusionamos el aceite con el bouquet garni, la guindilla y el ajo.
Preparamos los dips de pistacho picado, ralladura de limón (Adrià seca la ralladura en el horno durante una hora por lo menos) y mahonesa con albahaca.
Pelamos los langostinos sin cabeza.
Sacamos del aceite el bouquet, la guindilla y el ajo y ponemos el recipiente de fondue en el hornillo.
Para degustar la fondue, vamos pasando los langostinos por el aceite de la fondue y luego los pasamos por el aliño que más nos guste (mi favorito es el de limón).

Las botellitas nos la dio la marca de whisky (llenas) al comprar una botella grande de 12 años. Mira qué bien me han venido ahora...
Ingredientes para el lingotazo de chocolate (para 5 botellitas):
  • 63 gr de chocolate negro
  • 63 ml de nata líquida 35% mg
  • 75 ml de baileys
  • 75 ml agua templada
Picamos el chocolate negro.
Llevamos la nata a ebullición y la echamos sobre el chocolate.
Mezclamos bien.
Agregamos el baileys y mezclamos bien.
Añadimos el agua y terminamos de mezclar.
Con una manga metemos la mezcla en las botellitas y guardamos en la nevera hasta el momento de servir.
Al servir, los ponemos en un cuenco con hielos y que cada cual coja su lingotazo.

sábado, 23 de abril de 2011

Duelos y quebrantos (El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha)

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda.
Hoy es sábado 23 de abril; tal día como hoy de 1616 murió Cervantes, y entre esto y Sant Jordi, hoy es el día del libro. Por eso os traigo este plato que se menciona en la obra más conocida de Cervantes (de hecho, en el primer párrafo).

¿Pero qué son los duelos y quebrantos? Plato manchego contundente, en principio unos huevos revueltos con jamón, tocino y sesos de cordero; según algunos, no hay documentación anterior a Cervantes que hablara de este plato (aunque no creo que el autor se lo sacara de la manga con el brazo bueno). Para algunos, hace mención al duelo del labriego ante la muerte de sus animales, cuya carne aprovechaba en el plato; para otros, tiene que ver que es un plato nada halal ni kosher, lo cual consternaría a árabes y judíos -duelos- antes de comerlo -quebrantos-.

Yo llevaba tiempo queriendo hacer este homenaje al ingenioso hidalgo (la filóloga ha topado con la cocinera), y esta mañana me he dado cuenta de que iba a tardar en volver a confluir la fecha con el día de la semana, y que tocaba. Después del plato, se recomienda una siesta con el Dueño de Vuestros Pensamientos (vuestros Dulcineos del Toboso, vaya), para tener dulces sueños en los que los molinos sean gigantes y los rebaños de ovejas huestes de caballeros.

Respecto a la receta, he prescindido de los sesos, que no me hacen maldita la gracia y los he cambiado por chorizo picantito; y en vez de revueltos, los huevos están fritos, para poder romperlos a gusto sobre la carne de cerdo. Con un buen pan rústico y un buen vino tinto, el placer está garantizado.

Lo propio es servirlo en cazuela de barro, pero es lo que tenía...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 huevos
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo grandecito
  • 150 gr de tacos de jamón
  • media sarta de chorizo
  • 1 loncha gruesa de tocineta fresca
  • sal
  • aceite para freír
  • laurel
Laminamos el ajo y picamos gruesa la cebolla.
Cortamos en tacos el chorizo y el tocino.
Rehogamos en aceite la cebolla y el ajo con el laurel.
Cuando se pongan transparentes, añadimos el chorizo, el tocino y el jamón y freímos a conciencia, mezclando.
Lo emplatamos.
En otra sartén freímos los huevos y los ponemos sobre la fritura anterior.
Servimos.

viernes, 22 de abril de 2011

Tapa de fresas con anchoas

Este mes estoy haciendo muchas tapas, hay que ver, normalmente no acostumbro. El otro día íbamos de Santa Margalida i els Monjos a Perpiñán por unos eventos de celebración de la república, y paramos en el castillo de Hostalric a comer; la verdad es que me gustó. Pero lo que más me llegó al alma fue esta tapa; ellos pican más la fresa y lo ponen en una cucharita de poner tapas, pero cuando volví a casa y vi los fresones, me dio pena, son tan bonitos los fresones, que preferí partirlos por la mitad y envolverlos (o intentarlo) con una anchoa. La verdad, la mezcla de sabores es una sorprendente delicia, y os animo a probarlo.

Pensaba llamar a esta tapa "brochetas norte-sur", por aquello de la anchoa del cantábrico (o de l'Escala, según los casos) y el fresón de Huelva, pero se me olvidó mirar de dónde eran los fresones, y así veis de que va...
Ingredientes:
  • 1 lata de anchoas en aceite
  • la mitad de fresones que de anchoas
  • aceite de oliva
  • vinagre balsámico
Partimos los fresones por la mitad.
Envolvemos cada medio fresón con una anchoa y ensartamos con un palillo para que no se desbarate.
Ponemos en un plato y hacemos la vinagreta con el aceite de oliva y el balsámico (no agregamos sal porque viene con las anchoas... y porque soy muy sosa cocinando).
Echamos la vinagreta sobre las brochetitas y servimos.

martes, 19 de abril de 2011

Salpicón de rape y patatas

Hola a todos. Parece que no ha llegado la sangre al río, pero muchas gracias por vuestro apoyo, me veía sin ordenador hasta ni se sabe. El técnico fue muy rápido, pero hay cosas que no puedo hacer, como bajar fotos de la cámara; suerte que tenemos otro ordenador en red (sin photoshop ni los programas que uso en éste, salvo los Sims 2) y he podido bajarme los últimos platos.

El que os traigo hoy lo cenamos el viernes, pero el sábado nos fuimos de finde y el domingo no lo pude publicar, por el tema informático de marras. Este plato lo empecé a hacer con la operación congelador -por eso lo pongo en esa categoría, no porque continúe, que mi conge no es el bolso de Mary Poppins- y es de los platos que más me han gustado; antes lo hacía con colas de rape (que es lo que dice la revista Comer bien), pero en mis manos una cola de rape es un desperdicio, porque no la sé aprovechar, y esta vez la he hecho con filetes, que igualmente hay que cocer un poco y puedes usarlo luego sin despilfarrar. Además, con el caldito que sale y un cacito de ésos de knorr verduras puedes acompañar el salpicón con una sopita, y ya tienes el menú redondo. A ver si os gusta.

Me encanta la mezcla de sabores, aunque no sea muy exótica. Yo aliño con aceite, pero si queréis echar mahonesa o ali oli, creo que le iría bien.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 filetes de rape sin espinas (100 gr por persona)
  • 200 gr patata
  • 1/2 cebolla
  • 1 clavo (de especia)
  • 2 huevos
  • 1 hoja de laurel
  • perejil picado
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta en grano
Pelamos y cocemos las patatas hasta que queden cocidas, pero enteras.
Cocemos los huevos y los reservamos.
Lavamos los filetes de rape y lo ponemos en una cazuela con la cebolla, en la que habremos clavado el clavo, el laurel, unos granos de pimienta y la sal.
Cubrimos con agua fría y cocemos 5 minutos (desde el momento que el agua rompe a hervir).
Escurrimos y reservamos el caldo para otro plato (yo hago una sopa de letras con jerez para redondear, pero va en gustos).
Cortamos el rape en daditos, las patatas en rodajas y los huevos en lunas; trituramos las yemas de huevo con un tenedor.
Repartimos en los platos, añadimos el rape y la clara cocida y regamos con el aceite.
Espolvoreamos la yema y el perejil y servimos.

lunes, 18 de abril de 2011

receso por imperativo informático

El blog estará inactivo unos días porque mi ordenador, donde tengo el editor de fotos, está estropeado -de hecho, hoy lo hemos llevado al técnico-. Entretanto seguiré cocinando, espero publicar de nuevo antes de fin de mes, aunque ya veremos si aguanto tanto, igual uso otro PC (mínima edición de fotos incluida), y dios dirá. Mi cocina seguirá a pleno rendimiento, porque de vacaciones no me voy... Hasta pronto (espero).

jueves, 14 de abril de 2011

Potaje de vigilia para unas prisas

En casa de mi abuela materna se hacía vigilia y los viernes de cuaresma tocaba esto. Yo era adolescente y me lo comía con un gesto de asco contenido y cristiana resignación. Mi abuela era de Salamanca y yo soy de Madrid, y no acertaría a decir si es un plato castellano y si es así, de qué parte, pero es el plato de vigilia que conozco, y que con los años (veinte, concretamente) he aprendido a apreciar.

El Barbas, por su parte, dice que ninguna autoridad religiosa le dice a él qué puede comer ni cuándo, y nunca hacemos vigilia, aunque yo nunca me hubiera acordado, tampoco me quita el sueño este tema. Por eso, este potaje de vigilia con prisas lo hice un lunes antes de carnaval, exactamente cuando me apetecía a mí, y si la fecha no coincide, mira tú qué pena. Pero este mes en memòries d'una cuinera proponen el tema del bacalao de cuaresma, y yo tenía este potaje, que me encantó (qué bueno está todo una vez pasada la adolescencia, hay que ver), y que ahora comparto. Está hecho con prisas porque, como se me ocurrió a media mañana, ni desalé el bacalao ni puse los garbanzos en remojo, y tuve que comprarlo; me salió un poco más caro, pero es lo malo de los antojos... Al menos éste es sano, sanísimo...

¿Que no es sano? Verdura a espuertas, legumbres y proteínas en su justa medida.
Ingredientes:
  • 1 bote de espinacas cocidas
  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 1 paquete de bacalao desalado y desmigado
  • 2 huevos
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • caldo de verduras (o de pescado)
  • pimentón dulce
  • aceite de oliva
Ponemos a cocer los huevos 10 minutos (desde que rompe el hervor); pasado ese tiempo, los remojamos en agua fría, los pelamos y los partimos en 6 (o en cuatro, según sea más cómodo).
Escurrimos por separado las espinacas y los garbanzos (y guardamos el tarro de espinacas como medida para el caldo).
Picamos ajo y cebolla y los rehogamos en una cazuela.
Cuando cambien de color, añadimos las espinacas escurridas para que cojan el saborcito.
Echamos una medida de caldo (dos, si os gusta muy caldoso) y agregamos los garbanzos, el bacalao y el pimentón, mezclamos bien y cocemos todo junto 10 minutos.
Los últimos 2 minutos agregamos el huevo en lunas para que se mezclen todos los sabores y servimos.

martes, 12 de abril de 2011

Menú Strawberry fields forever: Canelones de brie con vinagreta de fresa y Vasos de yogur con fresones

Con título tan beatlémano os traigo un menú para cenar en el que los dos platos llevan fresas. Ambos están sacados de la revista comer bien, aunque con mis propias adaptaciones: en el caso de los canelones en realidad eran paquetitos, pero me estuve pegando con la pasta y bastante que pude formar canelones, no eran planchas muy grandes. Por lo demás, la mezcla de brie con fresas es una delicia y te quedas con ganas de más. El vaso, por otro lado, en realidad era una copa y los yogures que usé eran desnatados activia (en vez de los desnatados de la receta); en los dos casos usé hierbabuena porque no tenía menta. Una cena ligera y que entra sola.

También puede emplatarse como lasaña, está claro...
Ingredientes de los canelones de brie con vinagreta de fresa (2 personas):
  • 100 gr de queso brie (yo usé 5 quesitos brie)
  • 6 láminas de pasta para canelones
  • aceite de oliva
  • 4 nueces
  • una hoja de hierbabuena por cada canelón
  • Para la salsa
  • 50 gr fresones
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
Cocemos la pasta en agua hurviendo con sal y aceite con cuidado de que no se peguen durante el tiempo que indique el fabricante; las retiramos con una espumadera y las ponemos en un paño para que se sequen.
Retiramos la corteza del queso y lo cortamos en dados de aproximadamente 2 cm de lado.
Cuando las láminas de plancha se hayan secado, las repartimos sobre ellas, colocándolas sobre ellos.
Pelamos y picamos las nueces y las repartimos sobre el queso.
Envolvemos el queso formando los canelones (o los paquetitos, según el original), dejando el borde hacia abajo y los colocamos en una fuente de horno untada con unas gotas de aceite.
Lavamos los fresones, retiramos los tallos y los cortamos en daditos; los ponemos en un cuenco y añadimos el vinagre y el aceite (1,5 de aceite por cada cucharada de vinagre).
Pasamos los canelones por el grill del horno durante un minuto para que el queso se ablande.
Repartimos en los platos, decoramos con la hierbabuena, regamos con la vinagreta y servimos.

Hice ración doble para tener postre frutal dos días...
Ingredientes de los vasos de yogur y fresones (2 personas):
  • 350 gr de fresones
  • 2 yogures naturales desnatados activia
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 limón
  • 1 hoja de gelatina
  • unas hojas de hierbabuena
Lavamos los fresones, les quitamos los rabitos, los reservamos y conservamos 2 enteros para decorar el postre.
Picamos la mitad de los fresones y los mezclamos con el yogur y la el azúcar y lo repartimos en los vasos, que guardamos en la nevera.
Ponemos el resto de fresones en un cazo al fuego con el azúcar restante y el zumo de medio limón, y lo cocemos a fuego suave 10 minutos; lo chafamos bien.
Fundimos la gelatina en un poco de agua hirviendo y lo añadimos al puré, esperamos a que entibie y lo repartimos sobre el yogur; lo metemos en la nevera al menos 3 horas.
Troceamos los fresones reservados, decoramos los vasos y servimos frío.

miércoles, 6 de abril de 2011

Cogollos con matrimonios, Cogollos con atún y queso

Llevaba un montón de tiempo con ganas de cogollos, y en una semana los he tomado dos veces de las formas que hoy os presento.

Los cogollos con matrimonios los anuncié el otro día con las tapas, la verdad es que están muy buenos; en Estella nos pusieron una vez cogollos con boquerones, y estaban buenísimos. Como ahora, además de los boquerones me encantan las anchoas, estos cogollos me han encantado y son facilísimos de hacer.

Los de atún y queso son de Arguiñano, aunque la verdad es que se pueden poner como una ensalada corriente, sin emplatado en barquitas ni nada, pero eso lo dejo al criterio de cada cual. Y, como hemos hecho nosotros, no es necesario elegir: un día se hace un plato y otro día se puede optar por el otro... o repetir el mismo. Por opciones que no quede.

Por cierto, esta receta se la dedico a mi tía Tulu, que dice que nunca pongo recetas hipocalóricas.

Con un añadido de olivas verdes, según gustos...
Ingredientes de los cogollos con matrimonios (para 2 personas):
  • 3 cogollos de lechuga
  • 1 lata de anchoas
  • 1 paquete de boquerones
  • olivas verdes (opcional)
  • aceite de oliva
Cortamos los cogollos en cuartos y los distribuimos en los platos.
Colocamos encima las anchoas y los boquerones.
Si colocamos olivas, las ponemos en el centro del plato, entre los cogollos.
Aliñamos con aceite y servimos.

La receta no dice nada de ventrescas, pero me he viciado con esta parte del atún...
Ingredientes de los cogollos con atún y queso (para 2 personas):
  • 3 cogollos de lechuga
  • 1 lata de ventrescas de atún
  • 100 gr de queso tierno
  • 1 lata de anchoas
  • 6 pimientos asados de lata
  • 1/2 cebolleta
  • aceite de oliva (he usado el de la lata de ventresca)
  • vinagre de jerez
  • sal maldon
Partimos los cogollos en cuartos y los disponemos en el plato.
En el medio disponemos la ventresca.
Cortamos el queso en bastones y los disponemos entre los cogollos.
Sobre cada cogollo ponemos una anchoa y medio pimiento asado.
Cortamos la cebolleta en ajos y la disponemos sobre la ensalada.
Hacemos una vinagreta con el aceite, el vinagre y la sal y regamos la ensalada.
Servimos.

lunes, 4 de abril de 2011

Croque monsieur, Croque provenzal

Cuando pasamos tres días en París en diciembre, me compré, cómo no, un recetario de cocina francesa (en este caso, cocina de bistrot); pero me cuesta arrancar con los libros nuevos: soy como el asno de Buridán, me quedo papando moscas con todas las recetas y me cuesta decidirme por una. En el caso de este libro, he optado por debutar con la sencillez de estos croques (aunque en distintas noches).

El croque es la comida rápida francesa. Algo así como un sandwich horneado con gracia. Se tarda unos 20 minutos en hacer (tardando mucho), pero son una cena para un domingo tranquilo. Aquí os traigo dos, para que elijáis el que más os guste.

Si queréis un croque madame, añadid un huevo frito con puntillas: se llama así por parecerse a los tocados decimonónicos de las señoras.
Ingredientes del croque monsieur (por persona):
  • 2 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 2 porciones de queso La vaca que ríe (u otro queso en porciones que os guste).
  • 1 loncha de jamón York
Precalentamos el horno a 200º.
Untamos el queso en las rebanadas de pan de molde.
Cubrimos una de las lonchas con el jamón y cerramos el sandwich (la rebanada de encima tiene queso untado por ambos lados).
Horneamos 10 minutos en función grill.
Servimos.

Vale, no es el sueño de tu dietista, pero hidratos (pan) proteínas (mozzarella, que es tímida y por eso no sale en la foto) y vitaminas (albahaca y tomate). Un pequeño capricho sin demasiada culpa...
Ingredientes del croque provenzal (por persona):
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 1 tomate pequeño
  • 75 gr de mozzarella en rebanadas
  • 4 hojas de albahaca
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • Sal y pimienta
Precalentamos el horno a 180º.
Cortamos el tomate en rebanadas regulares.
Sobre una de las rebanadas del pan echamos el aceite de oliva, y encima 3 rebanadas de mozzarella.
Cubrimos la mozzarella con tomate y la albahaca.
Volvemos a poner 3 rebanadas de mozzarella, salpimentamos, echamos otra cucharada de aceite de oliva y cubrimos con otra rebanada de pan de molde, presionando para que no se desmande.
Pasamos por el grill del horno hasta que se dore y servimos.

viernes, 1 de abril de 2011

3 tapas, 3: croquetas de patata a las hierbas, rollitos de salmón y manzana y matrimonios

El otro día tuve invitados (mi hermano Yorch, mi cuñada Ilianita y su hermana Bethy), y decidí hacer estas tapas antes del paellón, por variar un poco del viejo mecanismo de abrir una lata. La verdad, me gustaron un montón, aunque las dos primeras son en realidad un plato en sí mismo. Pero la cocina de cada cual es un mundo, y a mí me pareció que como aperitivo iban de lujo. Tanto las croquetas de patata como los rollitos de salmón los saqué de la revista Comer bien, pero los Matrimonios los saqué del blog La cocina de Ori, que me encanta tanto por sus recetas como por sus fotos.

Quema. Y la patata retiene mucho el calor, por lo que quema más rato. Pero creedme que frías se deslucen un montón...
Ingredientes de las croquetas de patata a las hierbas:
  • 1/4 kg patatas
  • 5 gr mantequilla
  • 12,5 ml nata líquida
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • aceite de oliva suave
  • cebollino
  • perejil
  • sal
  • 1 pizca de nuez moscada molida
Lavamos las patatas y las cocemos en agua con sal hasta que estén tiernas (si se traspasan o parten con un tenedor, ya están cocidas), unos 40 minutos.
Las sacamos del agua y las dejamos templar.
Lavamos y picamos el perejil y el cebollino.
Pelamos las patatas, las chafamos con un tenedor y agregamos la mantequilla, la nata, el perejil, el cebollino, la nuez moscada y una pizca de sal.
Removemos para que se mezclen los ingredientes y dejamos enfriar.
Formamos las croquetas con 2 cucharas y las pasamos por el huevo batido y luego por el pan rallado.
Las freímos en abundante aceite hasta que se doren por todos lados.
Escurrimos en papel de cocina y las servimos en cucharitas de servicio o ensartadas con palillos en un plato para aperitivos.

Esta queda muy bien con una ensalada verde, pero en tapa también es una mezcla de sabores más que interesante.
Ingredientes de los rollitos de salmón y manzana:
  • una manzana verde
  • 100 gr de salmón ahumado en una pieza
  • el zumo de medio limón
Pelamos la manzana, retiramos el corazón y cortamos en bastoncitos, que regamos con el zumo de limón para que no se ennegrezca.
Los removemos para que se impregnen y reservamos.
Partimos el salmón en lonchas no muy finas y las extendemos.
Repartimos sobre ellas los bastoncitos de manzana y los enrollamos; si es necesario, los sujetamos con unos palillos para que no se abran.
Servimos.

Sobre pan están estupendos, pero esta noche pienso probarlos sobre cogollos de lechuga. Nunca la lechuga tuvo tan buena compañía...
Ingredientes de los matrimonios:
  • media barra de pan
  • una lata de anchoas
  • boquerones en vinagre (yo los compré envasados)
  • aceite de oliva (la receta original pide el aceite de las anchoas, pero no lo recordé a tiempo)
Partimos rebanadas de pan.
Drenamos las anchoas y los boquerones sin tirar el aceite, que aprovecharemos para aliñar cada canapé.
Servimos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...