martes, 31 de mayo de 2011

Megatartaleta de chocolate y frambuesa (reto Chocolat Film & Food)

Aquí está mi primera participación en el reto de Film & Food; está sacado de la película Chocolat, donde sale Juliette Binoche, mi actriz favorita desde Tres colores: azul; Alba, de Le fabuleux destin du chocolat, quería algo con chocolate y frambuesa (como en la peli, tenías hacer algo que quisiera otra persona), y aunque sabía que quería hacer esta megatartaleta de la revista Comer bien (originalmente eran tartaletas tamaño normal con fresas), no sabría si lo lograría.
Soy más cabezona que cobarde, y aunque no tenía tantas frambuesas como precisaba la receta, logré rellenar la tartaleta de sabor a frambuesa, y estaba muy buena. Lo de mega lo decidí porque no tenía molde para tartaletas, pero sí el que uso para los quiches, por lo que estaba cantado. Creo que me ha gustado esto de hacer tartaletas (king size) y seguiré haciéndolas en el futuro...

No obtuve suficiente crema para hacer un enrejado o un hashtag (#), pero al menos me salió una H... ¡de Horno!

Arriba a la izquierda podéis ver cómo queda el relleno de frambuesa entre la crema de arriba y la masa de abajo.
Ingredientes:
  • 250 gr de frambuesa
  • 1/4 kg de harina
  • 1 huevo
  • 60 gr de azúcar glas
  • 150 gr de mantequilla
  • 240 gr de chocolate amargo
  • 63 gr de azúcar
  • 2 dl de nata líquida (recomiendo que sea para montar, si se quiere lograr un enrejado sobre la tartaleta)
  • 2 hojas de gelatina neutra
Picamos 60 gramos del chocolate negro hasta dejarlo hecho polvo y lo mezclamos con la harina; añadimos la mantequilla (blanda) en daditos, el azúcar glas y el huevo.
Amasamos hasta obtener una masa lisa (si el chocolate está picado pero no pulverizado, pueden quedar grumitos en la masa), formamos una bola, la envolvemos en papel film y reposamos 30 minutos en la nevera.
Precalentamos el horno a 180º.
Engrasamos el molde de la megatartaleta y ponemos encima la bola de masa, y la extendemos con un vaso, de manera que quede bien repartida por toda la superficie.
Pinchamos el fondo con un tenedor y lo cubrimos con papel de horno, que salpicamos con agua y rellenamos con alubias secas.
Horneamos 20 minutos, eliminamos las legumbres y el papel y horneamos 5 minutos más.
Mientras, remojamos la gelatina 5 minutos en agua fría.
Limpiamos las frambuesas, las pasamos por la minipímer con el azúcar y cocemos este puré 5 minutos.
Escurrimos la gelatina con las manos, incorporamos y removemos hasta que se disuelva.
Colocamos este puré encima de la tartaleta de chocolate y dejamos en el frigorífico 2 horas.
Fundimos el resto del chocolate en el microondas y lo mezclamos con la nata.
Cubrimos con este chocolate la crema de frambuesa y dejamos reposar por separado la tartaleta y el chocolate restante.
Al día siguiente, cuando ya esté frío, un rato antes de servir montamos el chocolate con nata con varillas y metemos la crema en la manga pastelera, formando sobre la tartaleta la figura que nos guste.
Servimos.
La receta original dice medio kilo de frambuesas, pero yo lo hice con la mitad; si lo hacemos con medio kilo, mezclaremos 400 gr de frambuesas con 100 gr de azúcar, y los 100 gramos de frambuesa restantes los usaremos para adornar el postre.

jueves, 26 de mayo de 2011

Crema fría de pepino y aguacate

Una de las ventajas colaterales de este blog es que voy abriendo el paladar a nuevos sabores; realmente intento no ceñirme a cuatro cosas, pero a veces mis atavismos pueden más que otras ideas y me resisto a intentarlo. El sabor nuevo de hoy es el aguacate, que no se nota mucho en esta crema fría, que, con los calores de los últimos días, no viene nada mal... La saqué de la revista Comer bien.

Con picatostes o un trocito de pan, porque encima es una receta ligera...
Ingredientes:
  • 2 pepino
  • 1 aguacate maduro
  • 2 yogures naturales
  • 1 diente de ajo
  • 200 ml de caldo vegetal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • 1 limón
Pelamos los pepinos, los lavamos y sacamos unas tiras con el pelador, que reservamos para decorar el plato.
Troceamos el resto de pepino.
Pelamos y picamos el ajo.
Exprimimos el limón.
Pelamos el aguacate, retiramos el hueso y cortamos la pulpa en dados, y la regamos con el zumo para que no se oscurezca.
Metemos el pepino, el aguacate, el ajo y los yogures en el vaso de la batidora y los batimos hasta obtener una crema fría.
Añadimos el caldo vegetal hasta obtener la consistencia que más nos guste.
Emplatamos, espolvoreamos con pimienta, decoramos con las láminas de pepino y aliñamos con un hilo de aceite.

sábado, 21 de mayo de 2011

Tortilla de picatostes, jamón y acelgas

Mi padre me regaló un montón de libros de cocinas regionales, todos ellos estupendos; este tipo de acontecimientos (que te regalen libros de cocina) sólo tienen un inconveniente: con cuál empiezo. Y la que más me gustó (me llamó la atención un montón) fue la tortilla de picatostes. La he hecho más veces, aunque no es la más fotogénica de las tortillas.

Como teníamos medio paquete de jamón (no utilizado en las albóndigas que publiqué ayer) y medio paquete de acelgas (no utilizado en los fideos de hace tres días), decidí completar la tortilla de picatostes con esta aportación nutritiva. Lo saqué del libro de Castilla, pero no aclara si es de La Mancha o León, porque he puesto las dos, si alguno de estas regiones me quiere sacar de mi error, lo agradeceré infinito.

Es una tortilla un poco rebelde, al darle la vuelta puede objetar conciencia...
Ingredientes:
  • 4 huevos
  • 1 paquete de picatostes al ajo
  • 75 gr de jamón serrano en taquitos
  • 1/2 bolsa de acelgas
  • aceite de oliva
  • sal
En una sartén con un poco de aceite rehogamos las acelgas con el jamón.
En un bol batimos los huevos y añadimos los picatostes.
Cuando cambie de color el jamón y las acelgas se hayan reducido, los añadimos, escurridos, al huevo batido con los picatostes y lo mezclamos todo bien.
En una sartén antiadherente echamos la mezcla y cuajamos la tortilla por ambos lados.
Servimos.

viernes, 20 de mayo de 2011

Albóndigas con jamón y risotto de puerro y apio (serie del comisario Brunetti, HEMC #54)

hemc #54 - inspiradosYa sabéis que me encanta la cocina intuida, entreleída y sacada de libros, canciones o películas, y este mes el HEMC y EnLaLuna, de Mis vacas flacas, me han dado en todo el bebes con la propuesta, inspirados. He pensado un montón de cosas, pero justo me había comprado El sabor de Venecia, inspirado en los libros del comisario Brunetti, de Donna Leon, y los platos que en ellos se mencionan, que son muchos y apetitosos.
Aunque el plato lo hice antes de ponerme a plan, cuando todavía no medía las cantidades, si busqué que tuviera proteína, hidrato y verduritas. A ver qué os parece este menú a la salud de Paola y Guido Brunetti.

Como se ve en la foto, me pasé con el risotto...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 160 gr de arroz redondo
  • 100 gr de puerros
  • 150 gr de rama de apio
  • aceite de oliva
  • 320 ml de caldo de verduras
  • parmesano rallado
  • pimienta negra
  • 125 gr de carne de ternera picada
  • 75 gr de jamón serrano (el original dice York)
  • 75 gr de ricotta
  • un huevo
  • sal
  • jengibre en polvo
  • harina
Mezclamos la carne picada con el jamón en trozos, el huevo, la ricotta, y la mitad del parmesano usando las manos.
Agregamos el jengibre y procuramos que la masa resulte homogénea, y dejamos macerar mientras hacemos el risotto.
Picamos fino el apio y el puerro y los rehogamos en el aceite.
Unimos el arroz y rehogamos unos segundos.
Añadimos parte del caldo y removemos hasta que haya absorbido todo; repetimos la operación hasta que se haya consumido todo el caldo (en total cuece unos 18 minutos).
Agregamos el queso rallado y dejamos que se mezcle todo.
Formamos las albóndigas con la harina y las freímos 4 minutos.
Servimos junto y calentito.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Fideos negros con anillas de pota y acelgas + un premio

Seguimos con los platillos para hacer dieta. ¿Quién dijo que los aspirantes a flacos no podemos tomar conatos de fideuá en nuestro día a día?

La verdad es que hace semanas se lo hice al Barbas y me dijo que me había pasado 4 pueblos con las cantidades. Aquí os traigo una versión para los paladares más exigentes sin poner en peligro la dieta.

La receta la he sacado de Cuina per solters, el programa de TV3...

Verdura, pasta y proteína marina, totalmente equilibrado...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 100 g de fideos del 0
  • 250 g de anillas de pota (o calamar)
  • media bolsa de acelgas (ya vienen cortadas)
  • 250 ml de caldo de pescado
  • 1 sobre de tinta de calamar
  • 1/2 cebolla morada (o una, si es pequeña)
  • tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • 3 avellanas y 3 almendras tostadas
  • unos brotes de perejil
Precalentamos el horno a 200º.
En una cazuela que pueda ir al horno (yo usé un cazo creuset) sofreímos la cebolla, un diente de ajo y el tomate triturado.
Preparamos una picada con el ajo, las almendras y las avellanas.
Arrancamos a hervir el caldo.
Doramos los fideos friendo a fuego lento con un poco de aceite de oliva hasta que adquieran un tono dorado.
Deshacemos la tinta de calamares en el sofrito hasta que quede todo negro.
Salteamos las anillas de pota a fuego vivo e incorporamos al sofrito, procurando no echar el agua que sueltan (que tiene que quedar en la sartén).
Añadimos las acelgas al sofrito.
Echamos la picada al caldo caliente.
Agregamos los fideos al sofrito.
Mojamos todo con el caldo y metemos en el horno la fideuá a 200 grados durante unos 4 minutos.
Servimos.

La segunda parte del post habla de un premio que Rous, de Comer especial (donde de la necesidad se hace virtud y ninguna razón es obstáculo para comer rico), me ha otorgado.

Y yo otorgo este premio a cinco blogueros (ésta es la parte más difícil; digamos que son los que están pero no están todos los que son):

lunes, 16 de mayo de 2011

Potón esparragado en wok

Estoy contenta, porque hoy me he subido a la báscula y he comprobado que mis esfuerzos han valido la pena. ¿Y sabéis lo mejor? Que sigo haciendo platos ricos, faltaría plus. Mi dietista logró meterme en la cabeza el concepto hidratos + verdura + proteínas en todas las comidas, y manejando las justas raciones (que es lo que más me cuesta) y con menos aceite, creedme que funciona. Por eso, con este plato inauguro la categoría "báscula simpática", con aquellas recetas que ayudan a que la báscula sea esa compañera amable para esos días en que se reducen las calorías...

Esta receta la saqué del coleccionable de El país de cocina española; es un plato de origen gaditano, donde le añaden tagarninas; yo lo hice en versión un poco parda con potón en lugar de chocos, con picatostes ajo y perejil y sin cardillos, y nos gustó para inaugurar la semana "báscula simpática". Por cierto, que yo me abstuve de cocer previamente los espárragos (como decía la receta) porque nos gustan braseados sin cocción previa.

El wok es un gran aliado a la hora de hacer buenas migas con la báscula: con menos aceite puedes obtener deliciosos resultados...
Ingredientes (para dos personas):
  • 8 filetes de potón (los compré en una bandeja del mercadona)
  • un manojo de espárragos trigueros
  • tomate rallado
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 paquete de picatostes ajo y perejil
  • una pizca de pimentón dulce
  • una pizca de comino en polvo (huele mucho en el wok, pero el sabor se integra bien en el plato)
  • una cucharadita de orégano
  • 1 hoja de laurel
  • aceite de oliva
  • sal
  • un vaso de caldo de verduras
Retiramos la parte leñosa de los espárragos.
Ponemos en el wok el potón, los espárragos, la cebolla picada, el tomate rallado y los ajos.
Los condimentamos con el pimentón, el orégano, el comino y el laurel.
Sazonamos y cubrimos con el caldo de verduras.
Dejamos cocer 20-25 minutos a fuego lento.
Incorporamos los picatostes, ajustamos el punto de sal, damos un último hervor y servimos.

sábado, 14 de mayo de 2011

Pollo y risotto con hierbas provenzales

El Barbas no es un gran forofo del pollo, pero éste le gustó mucho. Lo saqué de una revista, y la guarnición (o el complemento del plato) fue el risotto de hierbas del libro de Cocina en casa con Martín Berasategui (aunque no lo seguí al pie de la letra), y el resultado fue el plato combinado que hoy os traigo...

Lo tiene todo: verdurita, arrocito y carne de pollo...
Ingredientes (para dos personas):
  • 2 cuartos traseros de pollo
  • media cabeza de ajos más un diente
  • 1 1/2 cebolla
  • 250 ml y un vaso de caldo de verdura
  • un vaso de vino blanco
  • aceite de oliva
  • hierbas provenzales (yo usé de bote)
  • un chorrito de fino
  • queso parmesano en polvo
  • tomillo
Untamos el pollo con aceite, lo salpimentamos y colocamos en una bandeja refractaria y lo asamos a 180º durante 5 minutos.
Pelamos la cebolla y las cortamos en juliana.
Damos la vuelta al pollo y las añadimos con los dientes de ajo lavados y sin pelar.
Proseguimos la cocción otro cuarto de hora y agregamos las hierbas lavadas y picadas finas.
Rociamos con el vino y el caldo y continuamos la cocción 20 minutos más, volteando cada tanto la carne y regándola con su jugo.
Mientras, picamos la media cebolla y el diente de ajo y lo doramos en el aceite con el tomillo.
Mojamos con el fino y dejamos reducir.
Incorporamos el arroz y vamos incorporando el caldo (250 ml por cada 100 gr de arroz) caliente a lo largo de 17 minutos.
Al final agregamos el queso y las hierbas provenzales y mezclamos bien.
Emplatamos el pollo con la cebolla y los ajos regando con la salsita y con el risotto al lado.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Picantón albardado

En casa no comemos pollo entero, porque no sabemos qué hacer con lo que nos sobra, sino picantones, que son pollitos enanos y con uno comemos dos y se le puede aplicar cualquier receta que valga para el pollo.

Me habían dicho que con esta receta quedaba un pollo como los de bar, pero debo apuntar que en mi horno no será; creo que tienes que tener un bar para que te salga un pollo de bar, yo ni siquiera tengo rustidera que gire y dé vueltas al bicho. Pero sí es cierto que queda un pollo con mucha personalidad, y tenía muchas ganas de hacerlo así. Además, había visto a Diana Cabrera (4x20 de Canal cocina) que hacía algo parecido con una pechuga de pavo: la idea tenía que estar buena por necesidad. Y además es fácil, una vez consigues atar la albarda.

Mi lado filológico sale al paso de mi lado culinario para decir que para la RAE una albarda es la pieza principal del aparejo de las caballerías de carga, que se compone de dos a manera de almohadas rellenas, generalmente de paja y unidas por la parte que cae sobre el lomo del animal; pero también admite albardilla, lonja de tocino gordo que se pone por encima a las aves para asarlas. En resumidas cuentas, que con unas lonchitas de tocino he rodeado el picantón, lo he atado y lo he asado en el horno. Lo que la RAE no dice es que queda muy bueno...

El picantón por la mitad muestra su relleno; a un lado las patatas y a otro el tocino que conformaba la albardilla.
Ingredientes (para 2 personas):
  • un picantón limpio
  • taquitos de bacon
  • lonchas de bacon
  • 200 gr de patatas
  • 1 cebolla
  • aceite de oliva
  • sal
  • un poco de agua
  • 1 cacito de caldo de pollo
  • hilo de cocina
Precalentamos el horno a 200º.
Cortamos la cebolla en plumas y la ponemos al fondo de una fuente de horno.
Con la mandolina cortamos la patata en finas capas, que ponemos sobre la cebolla.
Regamos con aceite y lo metemos al horno mientras componemos el pollo.
Sazonamos el picantón por dentro y por fuera e introducimos el cacito de pollo.
Rellenamos el picantón con los taquitos de tocino y tapamos la abertura con uno ó dos palillos.
Cubrimos el pollito por todas partes con las tiras de beicon cuidando que no quede nada al descubierto (o lo menos posible) y sujetamos el tocino con el hilo de cocina (y así dejamos compuesta la albardilla).
Colocamos el pollo sobre las patatas, salpicamos con un poquito de agua y ponemos a asar.
Más o menos a los 45 minutos le damos la vuelta y dejamos cocer un rato más.
Para emplatar, retiramos la albardilla y partimos el picantón por la mitad (con las tijeras de cocina se parte muy bien).
Repartimos el tocino, las patatas con cebolla de la base y el picantón y servimos.

lunes, 9 de mayo de 2011

Menú indeciso: Arroz con cebolla y Bastones de rape con salsa tártara

El menú de hoy se llama indeciso porque hasta el momento de servirlo estuve dudando si hacer plato combinado o menú, pues ambas opciones eran posibles. Las saqué de una colección de cocina española de El País que me he propuesto ir usando, es increíble cómo vamos recopilando recetarios, y no siempre les damos el uso que merecen...

Me encantó por lo meloso que queda gracias a la cebolla. Yo lo he hecho totalmente vegano, y según el libro también se llama "arroz de perdiz volada", es un típico arroz de pobre (ante la escasez de ingredientes). Es de origen levantino.
Ingredientes para el arroz con cebolla (para 2 personas):
  • 100 gr de arroz
  • 1 cebolla
  • 375 ml de caldo vegetal (en el original, de pescado)
  • azafrán
  • aceite de oliva
  • sal
Rehogamos las cebollas en juliana fina en una paella con aceite removiendo hasta que la cebolla esté tierna, melosa y cambie de color.
Añadimos el arroz, rehogamos un minuto y cubrimos con el caldo de verdura (2 medidas por cada una de arroz), que estará caliente y en el que habremos disuelto el azafrán.
Llevamos a ebullición y dejamos cocer a fuego lento durante 16 minutos.
Servimos.

Iba yo con mis melindres pensando en comer sólo el pescado, pero el Barbas decidió echarme salsa tártara. Qué buena mezcla de sabores, la verdad. Esta receta, según el libro, es asturiana. Yo usé filetes de rape y no tuve que limpiarlos de espinas ni telillas.
Ingredientes para el bastones de rape con salsa tártara (para 2 personas):
  • 200 gr de rape en filetes
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • aceite para freír
  • sal
  • Para la salsa tártara:
  • 1 huevo cocido y 3 huevos
  • 2 pepinillos
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de postre de mostaza
  • aceite de oliva y sal
Cortamos el rape en piezas regulares de 2 cm de lado y unos 6 cm de largo.
Sazonamos y reservamos.
En el vaso de la batidora echamos los ingredientes de la salsa tártara, la ligamos con el brazo de la batidora y la reservamos en la nevera.
Batimos el huevo y rebozamos el rape en huevo y pan rallado compactando el rebozado con la mano.
Los freímos en tandas en aceite caliente.
Los escurrimos sobre papel de cocina y los servimos con la salsa.

sábado, 7 de mayo de 2011

Calamares con albóndigas

El plato original es sepia con albóndigas, pero se me metió en la cabeza hacerlo y no tenía sepia sino anillas de calamar, por lo que lo cambié y me quedé más ancha que larga. Aunque me faltó echar un poquito de sal, nos gustó mucho el resultado, es un plato catalán de esos que llaman "de mar y montaña" y no es nada difícil. La receta la saqué de uno de los libros del programa "Cuina per solters", pero le metí algunos cambios al curso de la receta (sepia por calamares, caldo de pescado por caldo de verduras e hice la picada con almendritas de repostería tras comprobar que no llevaban azúcar).

A pesar de que no tuviera demasiada sal (lo que nuestra tensión nos agradecerá), no quedó nada en los platos.
Ingredientes (para dos personas):
  • 350 gr de anillas de calamar
  • 200 gr carne picada de ternera
  • 5 tomates
  • 1 cebolla morada
  • 1 diente de ajo
  • caldo de verdura
  • pan rallado
  • 1 huevo
  • ajo y perejil
  • aceite de oliva
  • harina
  • sal y pimienta
  • almendras picaditas de repostería (no llevan azúcar)
  • un vasito de guisantes congelados
Con el huevo, el pan rallado, la carne, ajo y perejil y la harina formamos las albóndigas.
Las doramos en aceite y las reservamos sobre papel de cocina.
En una cazuela de fondo grueso rehogamos la cebolla y el ajo; cuando empiece a cambiar de color, añadimos el tomate y preparamos un sofrito.
En ese sofrito echamos las anillas de calamar (que habremos secado con papel de cocina) y rehogamos un par de minutos.
Echamos un poco de caldo de verduras y dejamos cocer hasta que podamos partir las anillas con la espumadera sin problemas.
Agregamos las albóndigas y los guisantes y cocemos otro par de minutos.
Antes del último hervor, agregamos la picada y ponemos al punto de sal.
Servimos.

jueves, 5 de mayo de 2011

Dorada nonna de Boston con tempura de verduras

Allá por 2006 fuimos a Boston a celebrar las navidades en casa del hermano del Barbas, aunque viajamos un par de semanas antes para ver Boston y Nueva York. Un día, paseando por Boston, llegamos a un mercado al aire libre (por cierto que nos hizo un tiempo bastante bueno, sin esas nevadas que cierran los aeropuertos en el momento más inoportuno); en Boston la comunidad italiana no es tan tópica como en Nueva York, pero hay un little Italy, y este mercadito estaba en las inmediaciones del barrio. Vimos el pescado que se toma aquí, el black sea bass, hablando los tres en nuestro español, y una abuela que nos oyó nos empezó a explicar deliciosamente qué era y cómo prepararlo... en italiano (lo que incluye los gestos). Como en España no tenemos black sea bass y sí doradas, unos cuatro años después he hecho la receta de la simpática nonna, y tengo que decir que está buenísima y no es nada complicada.

Lo del tempura de verduras era una cuenta pendiente (y aún no tiene todos los churritos de masa que me gustan en el tempura); en verano hice uno, pero me pasé cuatro pueblos con las cantidades. Anoche, viendo las que te ponen en los japoneses, mucho más racionales, decidí poner menos para no cansarnos y simplemente disfrutarlo.

Aunque lo hice en orden inverso (porque la dorada no tarda nada en hacerse), pongo las recetas en el orden fijado en el título.

Para la dorada, recomiendo que compréis filetes. Yo quería seguir la indicación de la señora de cortar la dorada por la mitad y sacarlo así en la foto (la foto del blog condiciona el hábito culinario de más de uno, sospecho).
Ingredientes para la dorada de la nonna:
  • 1 dorada en filetes (no tendrán espinas)
  • orégano
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
Por la parte de la carne espolvoreamos la sal, la pimienta y el orégano.
Ponemos aceite en una plancha y lo calentamos.
Asamos la dorada primero por el lado de la piel y luego por el de la carne (unos 2 minutos y medio por cada lado) y servimos.

Ingredientes para el tempura de verduras:
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1/2 pimiento rojo
  • medio calabacín
  • 2 rodajas de berenjena
  • 100 gr harina de tempura
  • 115 ml de agua muy fría
  • aceite para freír
Cortamos el medio pimiento y la cebolleta en ocho y el calabacín en cuatro a lo largo.
Mezclamos con unas varillas en un bol la harina con el agua, lo más fría posible.
En un recipiente hondo y alto ponemos a calentar el aceite; cuando echemos un poquito de la masa y se vaya al fondo y suba casi inmediatamente sin quemarse, está listo (si se queda en el fondo, el aceite está muy frío; si se queda arriba y se tuesta, está muy caliente).
Pasamos las verduras por la masa y el aceite en tandas (no debe acumularse mucha verdura en la sartén).
Cuando empiece a cambiar de color el rebozado, lo sacamos a un plato con papel absorbente.
Servimos; se puede añadir un bol con soja para mojar las verduras fritas.

martes, 3 de mayo de 2011

La #Megamagdalena

La iniciativa surgió en twitter con la megagalleta. Semanas más tarde, el Futuro bloguero hizo una megamagdalena para sus compañeros de oficina y lo compartió, y de ahí a sugerirnos que nos sumáramos al evento sólo hubo un paso. Hasta el último momento estuve dudando (bueno, no mucho, tratándose de magdalenas cualquier excusa es buena), y casi me desengancho cuando vi que no tenía flanera grande. Pero Pakus, cuyo sentido de comunidad gastrobloguera es enorme, me animó a usar cualquier recipiente. ¿El resultado? Estoy contentísima.

Para no comérmela yo toda (no por falta de ganas, mi culo me lo agradecerá), le di la cuarta parte a Ana, que se llevó además la mitad para mi cuñada y su hermana. A estas alturas probablemente no quede nada de mi #megamagdalena, y no me extraña, porque me ha encantado. He usado la misma receta que en mis magdalenas de febrero (aunque he cambiado a oliva porque no me quedaba aceite de girasol), pero para asegurar que no se me quemara ni se quedara crudo (como sugiere el propio Pakus) las cocí a menos temperatura y al final doré un poquito el azúcar de encima.

Me he resarcido de la #megagalleta y he quedado muy muy contenta, no sólo por participar, es que además estaba muy buena.
Ingredientes:
  • 3 huevos
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 200 ml de leche semidesnatada (es la que tengo)
  • 150 gr de azúcar (más unas cucharadas para espolvorear después)
  • 350 gr de harina
  • la ralladura de un limón
  • 1 cucharada (de café) de levadura (en vez del medio sobre de las magdalenas)
Precalentamos el horno a 160º.
Mezclamos la harina y la levadura.
Mezclamos los huevos, el azúcar y la ralladura de limón hasta que se haya disuelto y hayan subido los huevos.
Añadimos la leche.
Agregamos la mitad de la harina y, cuando se haya integrado, añadimos el aceite.
Mezclamos y echamos el resto de la harina.
Forramos el recipiente con papel de horno (¡es una magdalena!) y lo rellenamos con la mezcla.
Espolvoreamos azúcar por encima.
Cocemos en el horno durante 45 minutos.
Comprobamos si está cocido con una varilla; si es así, tostamos el azúcar subiendo la bandeja de horno y la temperatura a 180º durante unos minutos, comprobando que no se queme.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...